Entrar a pagina

martes, 9 de septiembre de 2014

Conforman Rurales Grupo Operativo, objetivo: `La Tuta´

Armados con alta tecnología y vehículos especializados, desde hace unas semanas hombres armados, vestidos de civil, integrantes de la Fuerza Rural de Michoacán, buscan por los lugares más recónditos a Servando Gómez Martínez, La Tuta, líder de Los Caballeros Templarios.

 De acuerdo a información publicada por La Razón, se trata de un grupo integrado por 250 sujetos “certificados por el gobierno federal”, quienes dicen conocer como la palma de su mano no sólo el territorio michoacano sino también las entrañas del grupo criminal de La Tuta.

Por ello, advierten, han trabajado de manera coordinada y en forma permanente con las fuerzas federales, entre ellas personal del Ejército Mexicano, desplegadas en Michoacán desde febrero pasado.

Señalan que este grupo está mejor equipado que muchas policías del país, pues además de rifles de asalto, como los que usan los criminales, tienen, por ejemplo, aparatos de visión nocturna y vehículos último modelo, muchos todo terreno.

Aseguran que parte de ese equipo es el que han incautado a Los Caballeros Templarios, por lo que advierten que se encuentran en condiciones de enfrentar a La Tuta y su gente, incluso con ventaja sobre ellos.

Uno de los comandantes de este grupo es Nicolás Sierra Santana, señalado de ser uno de los líderes de Los Viagra, grupo que se dice operó como brazo armado de Los Caballeros Templarios. El propio Nicolás, alias El Gordo, confirmó a La Razón la existencia de este cuerpo de élite de las Fuerzas Rurales, al que denomina Grupo Operativo, y el cual, dice, detendrá pronto a Servando Martínez.

 “Somos nosotros los que conocemos el estado mejor que nadie, la gente nos conoce y nos tiene confianza nos dan información que no le dan a las autoridades y la cual nos ha ayudado a detener a varios de los líderes, siempre en coordinación con el Ejército”, asegura.



Caen ex colaboradores del "Tres Letras"

En poder de armas de fuego, cartuchos y droga, fueron capturados por el Grupo Coordinación dos presuntos sicarios y secuestradores de un grupo criminal liderado por un delincuente identificado como “El R4”, todos ex colaboradores de Teodoro García Simental alias “El Teo” o “El Tres Letras” capturado en 2010.

Fue en un operativo realizado en la colonia Los Altos, sobre la calle León Tostoil, donde los elementos policiacos detuvieron Arturo Odilón Juárez Ramírez, apodado “El Halcón”, de 26 años de edad, originario de Badiraguato, Sinaloa y Juan César Pedroza Ramírez, de 23 años, nacido en Tijuana.

 Los delincuentes iban a bordo del un vehículo Nissan, Altima, con placas de circulación de California, Estados Unidos. "Al revisar a Juárez Ramírez portaba un arma de fuego calibre .45, la cual contaba con un cargador con 6 cartuchos, uno de los cuales era expansivo, además en la bolsa de su pantalón se encontraron otros 3 tiros útiles y 10 dosis de “cristal”.

 Mientras que al revisar a Pedroza Ramírez, los agentes le incautaron un arma calibre 9 milímetros un cargador con 5 cartuchos útiles, 3 expansivos", data el comunicado de prensa.

Al cuestionarlos sobre las actividades delictivas que realizaban, Juan Odilón Ramírez mencionó que trabajaban para una célula dirigida por un sujeto apodado “El Chichi”, quien a su vez rinde cuentas a un delincuente identificado como “El R4”.

 Dicho sujeto informó que estuvo preso en el Centro de Reinserción Social (CERESO) de Tijuana por secuestro pero fue liberado hace dos meses, para posteriormente volver a realizar actividades.

 Los detenidos fueron turnados a la autoridad correspondiente para las investigaciones necesarias.



Dos vehículos más, en emboscada de Guardaespaldas de Jalisco

Un Mercedes Benz blanco fue el que obstruyó el paso de la camioneta Ram, en la que viajaban los dos escoltas de El Salto que participaron en una balacera la tarde del viernes y que le costó la vida a uno de ellos, informaron testigos del hecho.
“Juan”, quien pidió mantener bajo reserva su identidad por motivos de seguridad, narró que “se puso en verde el semáforo y no avanzó [el coche] por lo que aprovecharon los de las metralletas para comenzar a dispararles, se escucharon disparos y los del Mercedes no avanzaban hasta que cayó el policía, ahí fue cuando avanzó, pero despacio”.
Junto con la camioneta Pathfinder, que fue asegurada por el personal de la Fiscalía General del Estado que investiga el caso, también estaba una camioneta tipo Silverado, color negro, en la que se presume lograron escapar los agresores de Julio Nemesio Castorena Jaime, de 39 años de edad, y Fernando Gamiño Plascencia, quien fue reportado como grave.
Según los testigos, de la Pathfinder bajaron dos hombres, que sin mediar palabra comenzaron a disparar contra los oficiales y los hermanos Juan Carlos y María Inés Pacheco Becerra, de origen colombiano, que iban como pasajeros en la Ram.
Los escoltas repelieron la agresión, incluso uno de ellos resguardó a los extranjeros, según lo narrado por los testigos, “al que mataron [Castorena Jaime] se bajó de la parte de atrás del copiloto, para también tirarles, pero los dos que traían las metralletas les tiraron por los lados”.
Tras la agresión Gamiño Plascencia aceleró la marcha de la camioneta dejando agonizante a Castorena Jaime, quien falleció antes de la llegada de los paramédicos que atendieron la emergencia.
“La camioneta negra escoltó a los de la Pathfinder”, fue lo que agregó otro de los testigos que observó el cambio de vehículo de los agresores, quienes dejaron abandonadas dos armas largas, una de ellas chapeada en oro.
La agresión ocurrió en la intersección de avenida México y Terranova, sin embargo, en el cruce de Terranova y Garibaldi, en la puerta de un cajero automático se aprecia uno de los disparos que se presume serían del mismo enfrentamiento.
Por su parte, el agente del Ministerio Público adscrito al Servicio Médico Forense informó que el cadáver de Castorena Jaime ya fue entregado a sus familiares, pues una mujer que se acreditó como hermana del hombre se presentó en la morgue metropolitana para hacer el reclamo e identificación oficial.
El médico legista informó que el oficial falleció a consecuencia de las heridas producidas por proyectil de arma de fuego que sufrió en tórax, mas no se informó la cantidad de disparos que recibió.
En tanto, una fuente cercana a la investigación señaló que Gamiño Plascencia permanecía grave en el Antiguo Hospital Civil, en donde es atendido, desconociéndose si es que ya rindió su declaración.



domingo, 7 de septiembre de 2014

Detienen a 16 'halcones' en Tamaulipas

Elementos de la Policía Estatal detuvieron a 16 personas por realizar labores de “halconeo” para un grupo delictivo e incurrir en delitos de portación de arma de fuego, extorsión y otros delitos cometidos contra servidores públicos.

En Ciudad Victoria, se atendió una denuncia anónima la cual advertía sobre la presencia de personas en una actitud sospecha en una colonia al sur, al arribar los elementos policiacos las personas intentaron huir pero fueron detenidas cinco mujeres y 11 hombres.

Al ser interrogadas e investigadas admitieron formar parte de un grupo delincuencial que opera en Ciudad Victoria y vigilar los desplazamientos de las fuerzas federales y estatales de seguridad.

A los presuntos delincuentes les fueron decomisados teléfonos celulares, poncha-llantas metálicos, droga, así como armas de fuego siendo puestos a disposición de la Agencia del Ministerio Público.



Don Neto a punto de salir libre; piden a EU solicitar extradición

Ernesto Fonseca Carrillo, Don Neto, ex líder del Cártel de Guadalajara, saldrá de la cárcel en las próximas horas o días. Para evitar otro conflicto con Estados Unidos, el gobierno de Enrique Peña Nieto le pidió al de Barack Obama que aliste una nueva solicitud de extradición “viable” para volver a detener –“con fines de extradición”– al otrora llamado Capo de Capos.

“Fonseca Carrillo saldrá muy pronto de la cárcel. Es cuestión de horas o de días. Esto ya se lo comunicó el Gobierno de México al Departamento de Justicia (estadounidense) a fin de que prepare una solicitud de extradición para que inmediatamente que ponga un pie fuera de prisión, las autoridades lo vuelvan a detener ahora con fines de extradición”, afirma a Proceso un alto funcionario del Gobierno de Estados Unidos.

“Está claro que el Gobierno de México no quiere que se repita un incidente de sorpresa ni para ellos ni para nosotros como el que se dio con la liberación de Rafael Caro Quintero y que provocó una fricción en la relación de los dos países”, agrega el funcionario, quien adelantó la información a este semanario con la condición de no revelar su nombre ni la dependencia federal en la cual trabaja.

La madrugada del 9 de agosto de 2013 Caro Quintero –acusado en 1985 por el gobierno de México del secuestro, tortura y asesinato del agente de la DEA Enrique Kiki Camarena Salazar– salió libre del Penal de Puente Grande, luego de que el Segundo Tribunal Unitario del Tercer Circuito de Jalisco diera luz verde al amparo interpuesto por el narcotraficante –causa penal 82/25-II– con el argumento de “sobreseimiento” del caso.

Washington– La liberación de Caro Quintero –quien fundara el Cártel de Guadalajara junto con Don Neto y Miguel Ángel Félix Gallardo– enfureció al gobierno de Obama, en especial a la agencia antidrogas estadunidense (DEA), porque el gobierno mexicano no les avisó y además nada pudieron hacer para evitar que el ex prisionero se escondiera, consciente de que Estados Unidos volvería a solicitar su aprehensión con una nueva solicitud de extradición.

Hasta la fecha esa solicitud no ha sido presentada oficialmente, aun cuando ya está formulada y sustentada en nuevas acusaciones de “lavado” de dinero.

Presión y cabildeo

El día que fue puesto en libertad Caro Quintero, en Jalisco corrió el rumor de que se haría lo mismo con Don Neto. Ese día José Luis Guízar, abogado de Fonseca, afirmó que familiares de su cliente le habían dicho que el Segundo Tribunal Unitario del Tercer Circuito emitiría un fallo a su favor, como lo hizo con Caro Quintero.

Sostuvo en ese momento que el Consejo de la Judicatura tomaba en cuenta que Don Neto “ya es grande de edad y que padecía serios problemas renales”, lo cual había deteriorado seriamente su estado de salud y justificaba su liberación.

En la ficha criminal que tiene la DEA sobre Don Neto se afirma que nació en 1942. Capturado por el Ejército mexicano el 7 de abril de 1985 en Puerto Vallarta, fue sentenciado el 29 de junio de 1988 a 40 años de cárcel, acusado de delitos contra la salud y por su participación en el asesinato de Kiki Camarena. En marzo de 1989 el Primer Tribunal Unitario ratificó la sentencia.

El órgano jurídico que el año pasado ordenó la liberación de Caro Quintero sustentó su fallo en el “error procesal” del caso, pues consideró que Kiki Camarena “no era un funcionario diplomático” de Estados Unidos.

Los jueces del Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal –ante los cuales Caro Quintero interpuso su amparo– José Félix Dávalos, Lucio Lara Martínez y Rosalía Isabel Moreno Ruiz justificaron su decisión a favor del acusado señalando que la presencia en el territorio mexicano de Camarena como agente de la DEA era una violación a la soberanía mexicana, pues no estaba acreditado ante la Secretaría de Relaciones Exteriores como diplomático de Estados Unidos.

Este argumento es y fue válido. Camarena, como agente de la DEA en esos años y por las restricciones que imponía en ese momento el gobierno de México a los agentes antinarcóticos estadounidenses, no podía ser acreditado como diplomático.

Desde que quedó libre Caro Quintero –el gobierno de Peña Nieto ya admitió desconocer su paradero–, el gobierno de Obama no dejó de presionar al sistema judicial mexicano para revocar el fallo que favoreció a quien fuera uno de los máximos líderes del Cártel de Guadalajara y con ello darle más fuerza a la solicitud de extradición que presentará cuando éste sea ubicado.

El 6 de noviembre de 2013, y en clara demostración de la efectividad del cabildeo y presión del gobierno de Estados Unidos sobre el de México, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) invalidó el fallo del tribunal en Guadalajara y ordenó la detención inmediata, con fines de extradición, de Caro Quintero.

La decisión de la SCJN sienta un precedente jurídico por el cual Don Neto, si sale libre, podrá volver a ser detenido inmediatamente. Para cuando esto ocurriera, el Departamento de Estado ya le habría entregado a la Secretaría de Relaciones Exteriores la solicitud de extradición del capo.

Ante la Corte Federal del Distrito Centro de California, el gobierno de Estados Unidos mantiene abierta una causa criminal contra Fonseca Carrillo por los delitos de secuestro y asesinato de un agente federal, chantaje, conspiración para cometer crímenes violentos y asistencia para sobornar, conspiración para secuestrar a un agente federal y asistencia para dañar la seguridad y sociedad de Estados Unidos.

La DEA califica a Don Neto como un “hombre peligroso” y por cualquier aviso que lleve a su captura (en Estados Unidos) la Oficina del Comisario Federal ofrece una recompensa a discreción del gobierno.

Otros homicidios

Aunque el funcionario estadounidense que adelantó a este semanario la noticia de la eventual liberación de Don Neto, se negó a proporcionar detalles de la nueva causa judicial en su contra –para que no pueda evitar su nueva detención–, el hecho de que mencionara que podría ser acusado del homicidio de “otras personas” hace pensar que se tratará del caso de seis ciudadanos estadunidenses asesinados por el Cártel de Guadalajara en relación con el caso Camarena.

El 2 de diciembre de 1984 –según el relato de ex agentes judiciales mexicanos que integraban la escolta de Don Neto y actualmente son testigos protegidos del gobierno de Estados Unidos para el caso Camarena–, los ciudadanos estadounidenses y testigos de Jehová Dennis y Rose Carlson y Benjamin y Pat Mascareñas, quienes repartían propaganda religiosa, fueron secuestrados, torturados y asesinados por haber sido catalogados (sin serlo) como agentes de la DEA (Proceso 1919).

Lo mismo ocurrió con los otros dos ciudadanos estadounidenses, también confundidos con agentes federales antinarcóticos: Alberto Radelat y John Walker, secuestrados, torturados y asesinados por el Cártel de Guadalajara el 30 de enero de 1985.



sábado, 6 de septiembre de 2014

Madrina de la Ministerial tamaulipeca involucrada con el CDG, investiga homicidio de Melany

A una semana y dias de cumplirse casi dos meses de que fuera "asesinada" la menor "Melany" Viridiana Gomez Ramon en la Colonia Miramar en Ciudad Madero,las investigaciones no solo se complican, estas están "estancadas" incluso después de "múltiples abusos" a habitantes del sector por elementos de las distintas policias que han acudido al sector, así como por abusos de los encargados de la indagatoria ordenada por la Lic. Rosalba Gutierrez Hernandez Agente del Ministerio Publico Investigador en Ciudad Madero y bajo las ordenes del actual Delegado de la PGJE en el Sur de Tamaulipas Lic.Orlando Aguilar Marquez quien no solo no ha hecho lo necesario para esclarecer el caso,sino que lo complica al asignar a personal que no pertenece a las filas de ninguna corporación policial,evidenciando que solapa y protege el contubernio con el crimen,aquí los detalles:

MADRINA DE LA MINISTERIAL INVESTIGA CASO:

Ya para todo el sector en donde murió asesinada MELANY es conocido el hecho de que la Investigacion descansa en GILBERTO GARCIA GARZA ,una "madrina" de la Policia Ministerial ex-mando de la corporación que ahora sabemos dejo la misma tras acusaciones de corrupción que lo involucran con el C.D.G y en el SECUESTRO A UN AGENTE DE LA DEA en Matamoros en 1999 y de la que da detalles un amplio reportaje titulado: " DEA, FBI, PGR OSIEL CONTROLO TODO TAMAULIPAS ....a continuación el fragmento:
Agente de la DEA Joseph Marión Doubois

Doubois da cuenta de ese episodio el 18 de noviembre de 1999 ante el agregado regional de la PGR en San Antonio, Texas, Héctor Dávalos Martínez, con quien se identifica como empleado de la embajada de Estados Unidos en México, y dice que sus funciones las lleva a cabo en el consulado de Monterrey, Nuevo León.

Narra cómo lo siguen varios vehículos por la calle de Pedro Cárdenas hacia el sur, entre ellos una camioneta Explorer guinda. Reporta las placas por teléfono celular a sus oficinas en Houston, Texas, y ve que quien conduce es Rogelio García, el Roger. De Houston le informan que el vehículo es robado, por lo que prosigue su marcha por la misma calle.

Doubois dice que Juan Raúl Bermúdez Núñez, su contacto en Matamoros bajo el seudónimo de Tiburcio, colabora con ellos, “proporcionando todo tipo de información tendiente al narcotráfico”. Además, sabe de la existencia de Osiel Cárdenas y su grupo por el intercambio de información con las autoridades de México, como los principales traficantes de la región en Tamaulipas, quienes “controlan actualmente el territorio de lo que antes se llamaba el cártel del Golfo”.

Recuerda que cuando habla por teléfono celular para pedir auxilio al comandante de la policía ministerial, Gilberto García Garza, son rodeados por varios sujetos armados que los encañonan. Reconoce a Osiel Cárdenas, quien les grita: ¡Bájense, hijos de su puta madre, los voy a matar! Tiene en la mano izquierda su pasaporte diplomático y en la derecha el teléfono, conectado con la llamada al comandante.

Identifica a las personas cuyas fotografías le muestra el funcionario de la PGR, entre ellas a Baldomero González Ruiz, Osiel Cárdenas Guillén, “el jefe de la organización que controla el narcotráfico en Tamaulipas”, Juan Carlos de la Cruz Reyna, Víctor Manuel Vázquez Mireles, Jorge Costilla Sánchez y Manuel Garza Rendón,la Brocha. Todos, refiere, estaban armados cuando lo interceptaron en calles de Matamoros..........