Entrar a pagina

jueves, 30 de junio de 2016

History Channel transmitirá especial “El Chapo y Sean Penn”

“El Chapo y Sean Penn”, así se tituló el especial que el pasado fin de semana transmitió el canal de televisión estadunidense de paga History Channel, en exclusiva para el público hispano.

El estreno de una hora de duración trata la relación que el líder del Cártel de Sinaloa Joaquín Guzmán Loera tuvo con el actor estadunidense en octubre de 2015, cuando ambos se encontraron mientras el primero estaba prófugo, tras haberse escapado por segunda vez del penal federal del Altiplano.

La insólita toma de La Tuna, Badiraguato, tierra de “El Chapo”
Las imágenes mostraron una especie de “detrás de cámaras” de aquella entrevista, en cuya negociación estuvo involucrada la actriz mexicana Kate del Castillo. Una versión de ese momento fue publicada en la revista Rolling Stone el pasado 9 de enero.

La sinopsis del programa así lo presentó: “El capo de la droga más buscado, más peligroso y más rico del mundo acepta reunirse con Sean Penn en las remotas montañas del estado de Sinaloa, la concesión de la primera y única entrevista desde que escapó de una prisión de máxima seguridad en México”.

Sigue: “Por primera vez, las cámaras van tras este encuentro y revelan la verdadera historia de lo que sucedió detrás de las escenas que orquestaron la reunión, las identidades de los dos hombres misteriosos que viajan con Penn y la cifra secreta de Hollywood, con una oferta de seis millones de dólares por los derechos de la biografía de El Chapo”.

En la producción de History Chanel participaron Tyrel Ventura, exadministrador de Sean Penn, y Sharon Waxman, directora de la revista The Wrap. También colaboró la actriz Conchita Alonso, quien fue entrevistada sobre las actividades sociales del ganador del Óscar, como su reunión con el expresidente de Venezuela Hugo Chávez en el año 2005.

Según la producción, tanto Penn como Del Castillo no quisieron formar parte del programa especial.

El pasado 9 de enero, el portal proceso.com.mx publicó que “mientras el gobierno de Enrique Peña Nieto buscaba hasta por debajo de las piedras en la zona de la Sierra Madre Occidental a Joaquín El Chapo Guzmán Loera, el actor estadunidense Sean Penn, por medio de la actriz mexicana Kate del Castillo, tranquilamente entrevistaba al narcotraficante mexicano.

“Un día después de que el gobierno de Peña Nieto presumiera la recaptura de El Chapo, la revista estadunidense Rolling Stone subió a su página web la entrevista que le hizo Penn el pasado 28 de septiembre.

“En un amplísimo reportaje, contando los pormenores de los vicisitudes que paso Penn para entrevistarse con El Chapo, Rolling Stone expone cómo el narcotraficante más buscado del mundo quería difundir, a quien quisiera oír, su versión de cómo se convirtió en uno de los criminales más famosos en la historia delictiva de todo el mundo.

“La entrevista con Penn, no revela concretamente ningún secreto sobre los misterios del narcotráfico, ni de la manera de operar de la agrupación criminal para la exportación de drogas a los Estados Unidos y a otras regiones del mundo, pero exhibe a un Guzmán Loera tal vez carcomido por la fama mundial que ganó con su fuga del penal de Alta Seguridad del Altiplano, en el Estado de México, y por el desprestigio que esto implicó a Peña Nieto”



miércoles, 22 de junio de 2016

El Mochomito, El Hijo de Alfredo El Mochomo y sobrino de El Chapo,les declara a guerra a los Guzman Loera

Desde la captura de Alfredo “El Mochomo” y la muerte de su hermano Arturo Beltrán Leyva, el llamado “Jefe de Jefes”, se libró una guerra violenta en Sinaloa encabezado por la organización de Joaquín “El Chapo” Guzmán e Ismael “El Mayo” Zambada,  antiguos aliados de los Beltrán. Pero lo que arreció la escalada de crímenes y el odio de los Beltrán y sobre todo de Alfredo Beltrán Guzmán (hijo de El Mochomo y sobrino de El Chapo) fue el asesinato de su abuelo don Ernesto Guzmán Hidalgo.

En esos días de abril del 2015, brotó la versión en la sierra de que lo había mandado asesinar  Aureliano Guzmán Loera, el Guano, hermano del Chapo, el ajuste de cuentas, se especuló,  se dio porque don Ernesto no era confiable para la estructura de los Guzmán Loera. Era padre de Patricia Guzmán Núñez.

Esposa de Alfredo Beltrán Leyva, el Mochomo. Peleados a muerte los Guzmán y los Beltrán Leyva, de ahí las desconfianzas, Murió junto a su acompañante, Raúl Astorga, cerca de Bacacoragua, la tierra donde nació don Carlos Beltrán Araujo, padre de los hermanos Beltrán Leyva. El cadáver de Don Ernesto tenía visibles huellas de tortura, además tenía amputados ambos dedos índices, fueron encontrados dentro de los bolsillos de los jeans de mezclilla que ese día vestía.

Los habitantes de Culiacán comentaban, “fueron los contras”, pero en Badiraguato no hay “contras. La sierra es controlada al cien por ciento por ‘Los Chapos’, así que afirmaban que la muerte de Don Ernesto derivó de un pleito de familia. Atrás quedaban las historias de infancia de El Chapo Guzmán y Don Ernesto, fueron criados ambos por doña Consuelo y había un afecto entrañable, era aberrante pensar que El Chapo diera su consentimiento para tan cruel homicidio.

Sin embargo, la batalla en esa misma zona continuó, ocho meses después fueron asesinados ocho hombres, todos ellos se dijo pistoleros de El Guano, y uno de ellos Cristóbal Muro Valdez, su jefe de escoltas.

Pasado el mes, de nueva cuenta siete hombres fueron ejecutados, primero mataron a tres y durante el funeral de éstos un grupo armado abatió a tiros a cuatro de los presentes.

Sin embargo, esas muertes no fueron reconocidas por las autoridades de Sinaloa, mucho menos se esclareció la muerte de Don Ernesto, no hay culpables y si acaso las diligencias menores se realizaron con un gran hermetismo, asimismo la Procuraduría del estado guardo silencio, ningún de los altos mandos dio declaración alguna. Los apellidos aterran y en pleitos de familia ni meterse, resultan devastadores.

Invaden territorio sagrado de El Chapo

El sábado pasado ocurrió lo que nunca se pensó alguien se atrevería a tocar, un comando integrado por al menos 150 hombres descendió del poblado de Huixiopa, tierra donde nació otro de los grandes capos del cartel de Sinaloa, Juan José Esparragosa “El Azul”.

Huixiopa es un pueblito enclavado en una cañada rumbo a La Tuna, y según reveló una fuente del Ejército a La Pared los sicarios al mando del hijo de Alfredito (Tito Beltrán) arribaron a la finca de Doña Consuelo. Portaban fusiles de asalto, le exigieron entregará las llaves de los vehículos razers y motocicletas. No le hicieron daño, tampoco saquearon su casa como se rumoró en otros medios locales. Sin más que hacer entrego las llaves de un razer y dos ‘motos’.

Foto;Camioneta dañada en badiraguato

“Aprovecharon que no estaba El Guano y su gente, fue para calentarlo más” soltó un pariente.

La madre de Archivaldo Guzmán es una señora querida por todo el pueblo, devota de la religión cristiana, al llegar al pueblo se observan en las paredes citas bíblicas que dicen los lugareños ella mando pintar. Los buenos comentarios sobre los actos caritativos y comilonas diarias que realiza en favor de la comunidad de La Tuna, efervecen al entrevistar a los habitantes.

“Ella no tiene la culpa de lo que sean sus hijos, ella es una mujer buena además ya está grande y enferma, es un acto cobarde la manera en que llegaron a su casa, le dieron en el talón de Áquiles al El Chapo y El Guano”, lamenta un familiar.

Y para resguardar la seguridad y tranquilidad de doña Consuelo, el martes alrededor de las 8 de la mañana una avioneta planeó en una pista de la sierra de Badiraguato y la llevó a un lugar seguro, aseguró una fuente.

Foto;Hijo de El Mochomo
Ni elementos de la Armada de México que se encuentran apostados en un rancho propiedad de los Guzmán Loera en San José del Barranco, detuvieron a los pistoleros del ‘Tito’ Beltrán.

Apenas este miércoles varias rápidas del Ejército se apostaron en las comunidades de La Palma, Arroyo Seco y La Tuna donde instalaron puntos de revisión. La advertencia de Los Beltrán Leyva fue clara a esas tres comunidades, “nos vamos a enfrentar con la gente El Guano y no queremos que mueran gente inocente, mejor váyanse. En otros casos fueron casa por casa y amenazaron a los hombres al servicio de El Guano.

El éxodo empezó al iniciar la semana, alrededor de 350 familias de estas tres comunidades tuvieron que ser desplazadas a la cabecera de Badiraguato y algunos más a la ciudad de Culiacán con sus parientes.

Hubo ocho bajas, cuatro de la gente de El Guano y el resto de los Beltrán Leyva, las identidades es mejor no preguntar recomendaron.  Pero ahí están los nombres de los muertos, en las funerarias, las honras fúnebres y en los pueblos el luto. Aunque las autoridades prefieren hacer “mutis”.

Especialistas en seguridad revelaron que con este ataque perpetrado por los Beltrán Leyva y peor aún por Alfredito Beltrán, siendo de la familia y ahora uno de los más feroces enemigos de los Guzmán Loera y la evidente ruptura de Los Chapitos con Los Damaso, se espera una batalla brutal en el cartel de Sinaloa. Además aseguran diversas fuentes, la mano de Rafael Caro Quintero estaría respaldando al vástago de El Mochomo.

Foto;casa baleada en la Tuna

El gobierno de Sinaloa, ha tomado cartas en el asunto, este viernes un grupo de al menos 90 elementos de la policía estatal y del Ejército arribarán a los poblados desolados para reforzar los operativos que se implementaron desde este miércoles, para tratar que “se calmen las aguas” entre ambos bandos.

Mientras tanto el jefe del cartel más grande y poderoso de México, actualmente se encuentra detenido en una prisión de Ciudad Juárez. Es requerido por Estados Unidos, que pidió su extradición, por narcotráfico, lavado de dinero y múltiples homicidios, entre otros delitos. La respuesta a este ataque contra lo más querido para El Chapo, su madre, aún está por llegar.



jueves, 9 de junio de 2016

Los otros 2 Chapos del narcotráfico en México y grandes enemigos de "El Chapo Guzman"



Una breve historia del “Chapo Isidro”

1.Chapo Isidro.

 No lleva su sangre ni respetó su liderazgo. Por el contrario, Fausto Isidro Meza Flores, “El Chapo” Isidro, se convirtió en el rival más importante de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, “El Chapo” Guzmán por encima de sus otros enemigos los Zetas, cuando éste trazaba las rutas de su escapatoria, según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Antes de la detención del narcotraficante más buscado del mundo, la agencia de inteligencia estadounidense StratFor perfiló a Meza Flores como sucesor natural del poderío de “El Chapo” tanto en la operación como en la leyenda.

Nacido en 1982, en Bamoa, una sindicatura de Guasave, Sinaloa, Meza Flores perteneció de adolescente a las huestes del llamado Cártel de Sinaloa. Pero en 2008, el camino se bifurcó. El gobierno federal detuvo a Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochomo”, y a Guzmán Loera se le atribuyó traición. Era irse con los Chapos o irse con los Beltranes. 

“El Chapito” Isidro eligió lo segundo y a la postre, fue el único que le plantó cara a “El Chapo” en la disputa por el Triángulo Dorado donde se produce el 80 por ciento de la mariguana transportada hacia EU, cosecha valuada en millones de dólares, según diferentes cálculos. En dos años se convirtió en cabeza de dos cárteles: el de Los Mazatlecos y el de La Oficina. Hoy, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Sinaloa indica que dirige uno solo, el suyo, con el dominio del norte de Sinaloa, así como Los Cabos y La Paz en Baja California Sur. 

En la ficha del Departamento del Tesoro aparece como líder de una organización criminal transnacional que ha efectuado trasiego de cocaína, heroína, mariguana y metanfetaminas al vecino del norte durante una década. De las fuerzas armadas mexicanas ha escapado por lo menos tres veces este hombre se ha convertido en uno de los Varones de la Droga los nuevo herederos que a base de sangre y plomo se han ido expandiendo.

El otro Chapo menos conocido que los demás pero no menos poderoso y que en los últimos años se ha dado a conocer en algunas regiones donde opera principalmente en Sonora y que también se ha detectado su presencia en Chihuahua.

2.-Chapo Trini

Se trata del “Chapo Trini” Olivas identificado con el nombre de Trinidad Olivas Valenzuela, al igual que con el otro Chapo es enemigo del Cartel de Sinaloa y de Los Salazar afines al Cartel de Sinaloa.

Este sujeto es buscado por los servicios de inteligencia militar desde 2010 y hasta donde se ha documentado, su centro de operaciones está en La Libertad, una de las colonias más peligrosas y populares del municipio de Ciudad Obregón, en Sonora pero que con los años se ha ido extendiendo hasta llegar a estados como Chihuahua.

Con el paso del tiempo, el Chapo Trini ha logrado controlar la venta y distribución de droga al sur de la entidad, así como en otras regiones, al grado de que los cárteles rivales han colocado mantas en diversos puntos del estado para señalarlo como uno de los principales secuestradores, asesinos y hurtadores de combustible.

En Hermosillo, durante la reunión plenaria del Operativo Sonora Semana Santa 2012, Foullon refirió: “La tropa ya cruza información de inteligencia con las agencias estatales de seguridad, a fin de cerrar la pinza contra este nuevo Chapo”.

Como parte de las disputas entre Los Salazar un brazo armado de La Gente Nueva del Cartel de Sinaloa fue ejecutado en Mayo del 2014 el cantante Tito Torbellino en Ciudad Obregón de acuerdo a reportes de inteligencia del gobierno los responsables de este ataque fueron la gente del Chapo Trini ya que de acuerdo a ellos Tito Torbellino era afín a La Gente Nueva de Los Salazar donde incluso llegaron a colocar una narcomanta los Chapos Trinis en contra de Los Salazar; “ESTE ES UN MSJE PARA TODA LA GENTE NUEVA DE LOS SALAZAR KE ES MEJOR KE SE BAYAN DE OBREGON SI NO QUIEREN QUE LE PASE LO KE SU CANTANTE TITO TORbELLINO, decía el mensaje.

Hasta la fecha tanto el Chapo Isidro como el Chapo Trini siguen prófugos de la justicia y expandiendo sus territorios tanto es así que al Chapo Isidro se le ha señalado como el responsable de la ola de violencia que se ha vivido en los últimos meses en Baja California Sur donde le pelea el control al Mayo Zambada y a los Damaso.



martes, 7 de junio de 2016

Confirman liberación de El Güero Palma estará libre en una semana

Jesús Héctor El Güero Palma Salazar, el cofundador del Cártel del Pacífico sale libre esta semana de una prisión de alta seguridad, luego de cumplir una sentencia reducida por buen comportamiento, confirmó la Oficina de Prisiones Federales (BOP).

La penitenciaría de alta seguridad en Atwater, en el central Valle de San Joaquín, en California, tiene previsto liberar a El Güero Palma el sábado 11 de junio, aunque todavía sin especificar la hora.

El cofundador del Cártel del Pacífico fue extraditado de México en 2007 para enfrentar cargos por narcotráfico. Al declararse culpable, su sentencia se redujo a 16 años de prisión, pero quedará en libertad el próximo fin de semana, apenas nueve años después de haber ingresado a la cárcel, de acuerdo con la ficha de información del preso en Atwater.

A menos de una semana de la liberación del narcotraficante se desconoce cuál será su procedimiento.

Como extranjero que acaba de cumplir una sentencia federal, El Güero Palma tendría que ser entregado, al salir de prisión, a oficiales de Aduanas e Inmigración (ICE) para su deportación, excepto si hay alguna petición a través de abogados.

Palma Salazar estuvo preso en México de 1995 al 2007.

Cuando el gobierno de México desmanteló el cártel de las drogas de Guadalajara se formaron tres grupos, el que derivó en el Cártel del Pacífico con El Chapo Guzmán y El Güero Palma, que más tarde encabezarían los hermanos Arellano Félix, en Tijuana, y en Ciudad Juárez los hermanos Carrillo Fuentes.

Los tres grupos desataron enfrentamientos a fines de 1992: el Cártel del Pacífico envió un contingente de 40 hombres armados a atacar una fiesta de los hermanos Arellano Félix en Sinaloa, que dejó un saldo de nueve personas muertas.

Al responder, los Arellano atacaron en el aeropuerto de Guadalajara en 1993, pero mataron al obispo de Tijuana, Juan Jesús Posadas Ocampo, al confundirlo con El Chapo.

Tras ese ataque, El Chapo fue detenido unas semanas después, y El Güero Palma dos años más tarde. Desde entonces El Güero ha estado en prisión, primero en México y luego en California.



domingo, 22 de mayo de 2016

Joaquin Guzman Loera El Chapo Guzman sera extraditado a EU

El líder del Cártel de Sinaloa será procesado ante la corte de Texas y de California
El día de hoy, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que se le notificó a Joaquín Guzmán Loera, quien actualmente se encuentra en Ciudad Juárez, sobre los acuerdos por los cuales el Gobierno de México concedió su extradición internacional a Estados Unidos.

Guzmán, quien se ha fugado dos veces de penales mexicanos y ha sido capturado tres veces, enfrentará acusaciones de siete fiscalías federales en Estados Unidos, incluidas las de Chicago, Nueva York, Miami y San Diego.
Culpable

Según informó El Universal, el líder del Cártel  será procesado ante la Corte Federal en Texas, por delitos contra la salud, delincuencia organizada, asesinato, posesión de armas y lavado de dinero.

Del mismo modo, se presentará ante la corte del Distrito Sur de California, por el cargo de Asociación por importar y poseción de cocaína.

Se informó que se cumplen todas las condiciones del Tratado de Extradición entre México y Estados Unidos, para entregar a Guzmán Loera y que pueda enfrentar la justicia de los norteamericanos.

La cancillería también recordó que el gobierno estadounidense proporcionó las garantías necesarias que demuestran que no se aplicará la pena de muerte al capo sinaloense, pues cuenta con el juicio de amparo para inconformarse en contra de estas resoluciones, según lo establecido en la Ley de Extradición Internacional.

Una vez que dichos Acuerdos sean firmados y estén listos, será la Procuraduría General de la República la que conforme a sus facultades y atribuciones procederá, en su caso, a la entrega del reclamado a las autoridades estadounidenses que sean designadas para tal efecto.

A inicios de mes, el pasado 7 de mayo, autoridades federales transfirieron a "El Chapo", del penal de máxima seguridad del Altiplano en el Estado de México al Cefereso No. 9 de Ciudad Juárez, Chihuahua, esto luego de que el gobierno indicara que se trataba de un procedimiento rutirnario de rotación en cárceles.



jueves, 28 de abril de 2016

Caro Quintero… como un animal salvaje vivio en la carcel

Lejos ya del papel de capataz de los cerca de 7 mil jornaleros que participaban en las tareas relacionadas con el tráfico de drogas desde el rancho El Búfalo, Rafael Caro Quintero, quien decía hallarse “jodido” y estar “hasta la madre” tras 17 años de prisión, admitió que era “enamorado de tiempo completo”, que era rebelde desde pequeño porque le resultaba “muy difícil acatar órdenes”, y que tanto él como sus hermanos le tenían miedo a la gente. “Es mala comparación pero éramos como animales salvajes”, dijo en la entrevista que se reproduce enseguida y que se publicó en el libro Máxima Seguridad, de Julio Scherer García.

Rafael Caro Quintero es un zombie. Dejó de vivir. Calada la gorra beige hasta las cejas, corre vueltas y vueltas alrededor del patio. No altera el paso, rítmicos los movimientos, perfectos. El cuello permanece inmóvil y el cuerpo carece de expresión. Nada lo detiene, nadie lo interrumpe.
Lejos ya del papel de capataz de los cerca de 7 mil jornaleros que participaban en las tareas relacionadas con el tráfico de drogas desde el rancho El Búfalo, Rafael Caro Quintero, quien decía hallarse “jodido” y estar “hasta la madre” tras 17 años de prisión, admitió que era “enamorado de tiempo completo”, que era rebelde desde pequeño porque le resultaba “muy difícil acatar órdenes”, y que tanto él como sus hermanos le tenían miedo a la gente. “Es mala comparación pero éramos como animales salvajes”, dijo en la entrevista que se reproduce enseguida y que se publicó en el libro Máxima Seguridad, de Julio Scherer García.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Rafael Caro Quintero es un zombie. Dejó de vivir. Calada la gorra beige hasta las cejas, corre vueltas y vueltas alrededor del patio. No altera el paso, rítmicos los movimientos, perfectos. El cuello permanece inmóvil y el cuerpo carece de expresión. Nada lo detiene, nadie lo interrumpe.
Desde los centímetros abiertos de una ventana horizontal de vidrios como acero, le grito:
–¡Rafael!
Sé que me escucha. Sigue.
De nuevo:
–¡Rafael!
Sigue.
Otra vez.
Apenas se detiene. Me reconoce.
Hace casi veinte años el país se asomó al escándalo del narco. Fue denunciado “El Búfalo” como una extensión inmensa sembrada de marihuana. El capataz era Caro Quintero, con dominio sobre siete mil jornaleros. Las crónicas de la época afirmaron que se trataba de mano de obra envilecida. Sueldos ínfimos y vigilancia perruna alrededor de sus barracas.
Los tráilers con droga circulaban por la carretera al norte como un automóvil en una vía desierta. Personas importantes estaban detrás del gran negocio. De otra manera costaría trabajo explicarse la impunidad imperante en aquella región de Chihuahua.
Se supo entonces de la vanidad de Caro Quintero. Millonario, apuesto, personaje inédito que rozó la leyenda, fue tema de corridos. Caro Quintero daba entrevistas y se gozaba con sus fotografías en los periódicos. Su sonrisa, anchos y fuertes los dientes, se correspondía con la de un actor.
–¿Qué piensa del narco, Rafael?
–A estas alturas no sé ni qué contestarle. Voy para 17 años preso. Es malo por tanto vicio con la juventud. Creo que ahora está más arraigado con la gente. En aquel tiempo no éramos viciosos. Yo no le pegaba a nada.
–¿Y los demás?
–Pues que yo haya visto, no. En aquel tiempo no era el desmadre que es ahora. No había esos pleitos de hoy, eso de cártel contra cártel.
–¿Se pensaba inocente?
–No le voy a decir que era inocente. Tenía veintitantos años. La necesidad y la falta de estudios me hicieron meterme. Era y soy muy pobre. A estas alturas ya está uno acabado. Ahora ya no somos las personas que caímos.
–¿Perdió todo?
–La mayoría de mis cosas.
–¿Qué tenía?
–Unos ranchos, bastante ganado, todo me decomisaron.
–¿Cuántos ranchos?
–Seis.
–¿Y ganado?
–Como cinco mil cabezas. Era muy bueno. Tenía Indobrasil, Angus, Bravo.
–¿Para quién trabajó?
–Para nadie.
–¿Trabajó para Arévalo Gardoqui, secretario de la Defensa? Miles de jornaleros estaban bajo sus órdenes y había soldados en “El Búfalo”.
–Para nada. Yo no tengo relación con toda esa gente.
–¿De qué complicidades se valió para hacer tanto como hizo?
–A puro valor. A puro valor tonto, porque no era otra cosa. Nada más ir por allí para ver si pegaba, ¿me entiende?
–No, no entiendo.
–A ver si se podía. Pero yo no estaba bien con nadie, con ningún policía.
–¿Y cómo pasaban los tráilers de un lado para otro?
–En aquel tiempo no estaba tan duro como hoy. Y sobre cosas así no me gustaría tocar el tema.
–Cuente.
–No tengo que contar sobre eso. Yo empezaba.
–¿Y hubiera seguido?
–No sé qué habría pasado.
–¿Saldrá de Almoloya?
–Pues si Dios quiere. Tengo muchas esperanzas. Tengo que salir. Tengo una familia que me está esperando. Tengo que ayudarle a mi esposa con mis hijos.
–¿Cuántos?
–Cuatro.
–¿Sólo cuatro?
–Hay otros cuatro por fuera.
–¿Reconoció a los ocho?
–A la mayoría. Aquí es complicado porque sólo pueden entrar doce personas. Mi esposa, mis cuatro hijos, mi mamá, mi suegra y mis cinco hermanas. A mis hermanas les es difícil venir acá. Las atacan por la prensa, la tele, por todos lados…
Fragmento de la entrevista que se reproduce en la edición 1919 de la revista Proceso, actualmente en circulación.. Fue denunciado “El Búfalo” como una extensión inmensa sembrada de marihuana. El capataz era Caro Quintero, con dominio sobre siete mil jornaleros. Las crónicas de la época afirmaron que se trataba de mano de obra envilecida. Sueldos ínfimos y vigilancia perruna alrededor de sus barracas.
Los tráilers con droga circulaban por la carretera al norte como un automóvil en una vía desierta. Personas importantes estaban detrás del gran negocio. De otra manera costaría trabajo explicarse la impunidad imperante en aquella región de Chihuahua.
Se supo entonces de la vanidad de Caro Quintero. Millonario, apuesto, personaje inédito que rozó la leyenda, fue tema de corridos. Caro Quintero daba entrevistas y se gozaba con sus fotografías en los periódicos. Su sonrisa, anchos y fuertes los dientes, se correspondía con la de un actor.
–¿Qué piensa del narco, Rafael?
–A estas alturas no sé ni qué contestarle. Voy para 17 años preso. Es malo por tanto vicio con la juventud. Creo que ahora está más arraigado con la gente. En aquel tiempo no éramos viciosos. Yo no le pegaba a nada.
–¿Y los demás?
–Pues que yo haya visto, no. En aquel tiempo no era el desmadre que es ahora. No había esos pleitos de hoy, eso de cártel contra cártel.
–¿Se pensaba inocente?
–No le voy a decir que era inocente. Tenía veintitantos años. La necesidad y la falta de estudios me hicieron meterme. Era y soy muy pobre. A estas alturas ya está uno acabado. Ahora ya no somos las personas que caímos.
–¿Perdió todo?
–La mayoría de mis cosas.
–¿Qué tenía?
–Unos ranchos, bastante ganado, todo me decomisaron.
–¿Cuántos ranchos?
–Seis.
–¿Y ganado?
–Como cinco mil cabezas. Era muy bueno. Tenía Indobrasil, Angus, Bravo.
–¿Para quién trabajó?
–Para nadie.
–¿Trabajó para Arévalo Gardoqui, secretario de la Defensa? Miles de jornaleros estaban bajo sus órdenes y había soldados en “El Búfalo”.
–Para nada. Yo no tengo relación con toda esa gente.
–¿De qué complicidades se valió para hacer tanto como hizo?
–A puro valor. A puro valor tonto, porque no era otra cosa. Nada más ir por allí para ver si pegaba, ¿me entiende?
–No, no entiendo.
–A ver si se podía. Pero yo no estaba bien con nadie, con ningún policía.
–¿Y cómo pasaban los tráilers de un lado para otro?
–En aquel tiempo no estaba tan duro como hoy. Y sobre cosas así no me gustaría tocar el tema.
–Cuente.
–No tengo que contar sobre eso. Yo empezaba.
–¿Y hubiera seguido?
–No sé qué habría pasado.
–¿Saldrá de Almoloya?
–Pues si Dios quiere. Tengo muchas esperanzas. Tengo que salir. Tengo una familia que me está esperando. Tengo que ayudarle a mi esposa con mis hijos.
–¿Cuántos?
–Cuatro.
–¿Sólo cuatro?
–Hay otros cuatro por fuera.
–¿Reconoció a los ocho?
–A la mayoría. Aquí es complicado porque sólo pueden entrar doce personas. Mi esposa, mis cuatro hijos, mi mamá, mi suegra y mis cinco hermanas. A mis hermanas les es difícil venir acá. Las atacan por la prensa, la tele, por todos lados…
Fragmento de la entrevista que se reproduce en la edición 1919 de la revista Proceso, actualmente en circulación.